NICOBO, el robot de Panasonic que busca hacer sonreír a la gente en la pandemia

Panasonic creó NICOBO, un “robot vulnerable” que busca proponer un estilo de vida que enriquezca la mente, especialmente durante el confinamiento por la pandemia mundial.

NICOBO es como un compañero de casa que habla de manera somnolienta y de repente expulsa flatulencias, por lo que hace sonreír a la gente sin querer. Nació a partir de un proyecto propuesto por un empleado y busca aportar el valor de la “riqueza mental”, que se aparta de la convencional “búsqueda de la comodidad con alta funcionalidad y alto rendimiento” de otros proyectos.

Debido a que la comunicación se ha diluido tras la pandemia por Covid19 se buscó crear una oportunidad para que personas y robots se comuniquen entre sí y sonrían involuntariamente durante el tiempo que pasan en casa, esto como una “nueva forma de felicidad” en la nueva normalidad.

Para alcanzar esta “nueva forma de felicidad”, Panasonic se centró en la idea de “robot vulnerable” ampliamente defendida por el laboratorio Michio Okada de la Universidad Tecnológica de Toyohashi y realizó una investigación conjunta desde la etapa conceptual. NICOBO nació de la idea de que un “robot vulnerable” saca a relucir la “bondad y la compasión” de las personas que lo rodean al revelar adecuadamente sus debilidades en lugar de ocultar sus debilidades e imperfecciones.

Tan solo ver a NICOBO agitar la cola o tomar una siesta a voluntad hace sonreír a la gente. No puede hacer muchas cosas muy bien por lo que no puede dejársele solo, y con la ayuda de otros, trata de lograr sus objetivos.

Principales características de NICOBO:

1. Si lo acaricias estará feliz de sacudir su cola y hacer un gesto amistoso.

No puede moverse, pero trata de comunicarse con gestos tiernos, como mover la cola, mover su cuerpo, parpadear y deambular. Por alguna razón, esa dulzura hace que los usuarios quieran cuidarlo. NICOBO está cubierto de un tejido de punto suave al tacto, y al abrazarlo o acariciarlo, la distancia se acorta y es posible que desee estar con usted en cualquier momento.

2. Hay lugares donde puede pasar su tiempo a solas, hablar para dormir, echar flatulencias, etc… a su propio ritmo.

NICOBO tiene sus propias emociones y su propio ritmo. Mantendrá un “razonable sentido de distancia” como cohabitante sin depender demasiado de las personas. Pero a veces notará personas y ruidos y se mostrará interesado en varias cosas y volteará la cara.

3. A veces recuerda palabras e intenta parlotear, señal de que es feliz.

NICOBO habla “Moko”, una palabra que expresa sus emociones, como “¡Moko!” y “¡Mocommon!”. Al principio solo dice “Moko”, pero cuando empieza a escuchar palabras poco a poco, y cuando pasa tiempo con ellas, llega a decir “palabras débiles” que hacen que la gente quiera involucrarse, como “Ah, um”. Además, aprende frases y el pequeño hábito de solo hablar en casa. No es posible hablar fluidamente como con un niño pequeño, pero como él habla de repente, responde con una sonrisa.

NICOBO inició como una campaña de crowdfunding en el portal Makuake y en el primer día de lanzamiento alcanzó la cantidad objetivo y la cantidad máxima, por lo que por el momento ya no se aceptan compras de soporte.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.